Obesidad infantil

Imagen extraída de: https://www.farmaciadelahorro.mx/

El exceso de peso en los niños es un problema que debe tratarse a tiempo y con seriedad ya que ocasiona problemas tanto físicos como emocionales impidiendo el desarrollo saludable de los pequeños disminuyendo su calidad de vida.

En ocasiones no se presta la debida atención a este trastorno porque se piensa que es algo que al pasar el tiempo y con el crecimiento desaparecerá, pero en la mayoría de los casos no es así. Diferentes estudios realizados han comprobado que muchos adultos obesos fueron niños obesos.

Por otra parte es importante saber diferenciar entre un niño pasado de peso y un niño obeso.

Para determinar si se trata realmente de obesidad se utiliza como pauta el índice de masa corporal que establece la relación entre la estatura y el peso, así como gráficos de crecimiento y diferentes tipos de pruebas.

De cualquier forma es el especialista quien dirá si se trata de obesidad o no y dictará las acciones a seguir.

Causas de la obesidad infantil

Una de las principales causas de la obesidad en niños está relacionada con el estilo de vida y hábitos alimenticios. El consumo de comidas con alto contenido de grasa, bebidas gaseosas y poca actividad física son factores determinantes en la aparición de la obesidad.
La genética también tiene cierta influencia así como algunos procesos hormonales.

Cómo evitar la obesidad infantil

Para evitar el aumento de peso descontrolado en los niños y la acumulación de grasa corporal es necesario disminuir la cantidad de comida chatarra que consumen, las golosinas y bebidas gaseosas.
No se trata de prohibirles del todo estos alimentos pero si de reducir su frecuencia y al mismo tiempo aumentar el consumo de vegetales y frutas.

El ejercicio y la actividad física son de suma importancia no sólo para evitar la obesidad sino también para mantener el cuerpo y la mente saludable. No es bueno que los niños pasen demasiadas horas viendo televisión o con los videos juegos, deben alternar estas actividades con otras relacionadas con el deporte y juegos al aire libre.

Por otra parte también es necesario prestar atención a los estados emocionales del pequeño ya que muchas veces pueden comer en exceso para aliviar angustias, temores o tristezas.

Consecuencias de la obesidad infantil

Si no se toman las medidas correctivas a tiempo la obesidad aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, aumento de los niveles de colesterol y presión arterial.

Los niños con obesidad están más propensos a desarrollar problemas respiratorios y a sufrir de enfermedades como el asma.

El hígado puede verse afectado también por la formación de depósitos de grasa.

Pero las consecuencias de la obesidad no se limitan a la parte física. Afecta de manera importante el comportamiento social, la autoestima, la capacidad de concentración y aprendizaje.

Algunos niños llegan incluso a sufrir depresión a causa del aislamiento, las burlas y el rechazo de sus semejantes.

Con la orientación apropiada y la corrección de ciertos hábitos el problema puede superarse en beneficio del pequeño.