Infarto Y Depresión En Las Mujeres



En un artículo publicado en Archives of Internal Medicine del 24 de Abril de 2006, miembros de varias universidades norteamericanas (Emory, Yale y Denver) se proponen comprobar si las mujeres con 60 años de edad o más jóvenes, que han sufrido un infarto agudo de miocardio, son más propicias a desarrollar un estado de depresión durante su hospitalización.

Un total de 2.498 pacientes con infarto agudo de miocardio (1.284 pacientes de menos de 60 años de edad; 814 mujeres y 1.684 hombres) fueron reclutados en 19 centros de los EEUU en el estudio Registro prospectivo para la evaluación de los resultados después de un infarto de miocardio: incidencias y recuperación (PREMIER) entre Enero 2003 y Junio 2004. La depresión fue evaluada en el momento de la farmacia a domicilio y fue definida mediante un cuestionario (Primary Care Evaluation of Mental Disorders Brief Pafient Health Questionnaire, PHQ), con un baremo de 10 o más elevado.

Infartos en personas jóvenes


Los resultados fueron los siguientes: En los pacientes más jóvenes, con 60 o menos años de edad, el baremo para la evaluación de la depresión daba lugar a puntuaciones más elevadas que en los pacientes mayores de 60 años (6.5 frente a 5.0) y en las mujeres se obtenían puntuaciones más altas para la depresión que en los hombres (6.8 frente a 5.2).

Estratificados los participantes por edad y sexo, en las mujeres con 60 años o menos se obtenían las puntuaciones más elevadas para la depresión. La prevalencia de la depresión fue del 40% para las mujeres de 60 años o más jóvenes, 21% para las mujeres mayores de 60 años, 22% en los hombres con 60 años o más jóvenes, y 15% en los hombres mayores de 60 años.

Las conclusiones han sido las siguientes: La prevalencia de la depresión es elevada en las mujeres con 60 años o más jóvenes que sufren un infarto de miocardio agudo: 2 de cada 5 mujeres con 60 años, o más jóvenes, con infarto de miocardio agudo sufren un estado de depresión mientras están ingresadas en el hospital.