Consejos para mantener un cuerpo saludable siendo meso morfo



Probablemente el cuerpo meso formo sea el más privilegiado por la naturaleza. Tiene una contextura atlética natural dado que asimila de manera eficiente las proteínas que los alimentos le proveen, en conjunto con altos niveles de testosterona y hormonas que ayudan al crecimiento se mitiga en gran medida el almacenamiento de grasa. Aunque por la misma razón que lo hace el cuerpo más privilegiado, también se le hace imposible mantener la misma figura teniendo una vida sedentaria, con una dieta inestable. Cualquier persona se vería en grandes aprietos en al ámbito de la salud.

Consejos para tomar en consideración


La alimentación; dada su característica particular de absorción en los alimentos, los meso morfos pueden tener un dieta realmente equilibrada en base al 2/2.5:1 lo que quiere decir, que se debe consumir 2/2.5 menos proteínas que carbohidratos ya que a mayor cantidad de proteínas se segregara menos cantidad de testosterona la cual es importante de cara al desarrollo equitativo entre músculos y huesos.

Por lo que, sería mejor estipular una alimentación constituida de la siguiente forma: 45% carbohidratos, 27% proteínas, 16 % grasas saludables, 12% en fibras.

El ejercicio; dada su capacidad natural de formar músculos rápidamente, cualquier tipo de rutina o ejercicio puede ser de ayuda, lo único importante es tener en cuenta siempre cambiar las rutinas a la hora de ejercitarse, utilizando en mayor medida entre altos en explosividad e intensidad. (NOTA: el crossfit por ejemplo, podría ser un ejercicio bastante notorio debido a que se hace en intervalos, tiene explosividad, intensidad y competitividad cosa aprovechada por personas competitivas debido al efecto que tiene la testosterona en nuestro cuerpo).

Concluyendo, poco o nada se puede hacer con un cuerpo meso formo ya que la naturaleza misma se encargó de proveer un cuerpo eficiente, destinado al ejercicio físico.